«Ser voluntario es sentir y ver el mundo de otra manera, tomar conciencia de que las cosas pueden cambiar”

Manuel Blanco colabora con Semilla para el Cambio desde los primeros años de vida de la ONGD. En este momento está en Varanasi, donde ayuda con el Programa de Educación y se  responsabiliza de las visitas turísticas a los centros de Semilla. También ha coordinado el grupo de voluntarios de Madrid durante unos meses y ha participado en la creación de la campaña del Programa de Nutrición “12×100=Nutrición”, entre muchas de sus actividades.

En unas semanas empieza un nuevo año y, con él, Manuel regresará a España y asumirá un nuevo reto en Semilla: a partir de enero de 2017, será el primer coordinador de grupos de voluntariado de la ONGD en España. El próximo lunes, 5 de diciembre, se celebra el Día Internacional de los Voluntarios y queremos aprovechar la ocasión para conocer su visión del voluntariado y sus objetivos para el nuevo año.

¿Cómo empezó tu relación con Semilla para el Cambio?

De forma casual. En el año 2010 yo regresaba de colaborar con otra ONG en el sur de la India y era costumbre mía pasar por Varanasi a descansar después de cada periodo de colaboración. Aquí conocí a María, me contó el proyecto que estaba poniendo en marcha y a las ocho de la mañana del día siguiente ya estaba colaborando con Semilla.

¿Cuál es el motivo por el que esta relación se mantiene viva después de tantos años?

Desde el principio me gustó el proyecto y la forma de enfocarlo, la cercanía con los beneficiarios, el día a día del trabajo de campo, los retos y las motivaciones que ello suponía y supone, objetivos claros y respeto a las personas y al contexto donde desarrollamos la actividad.Desde entonces, he mantenido una relación con Semilla en distintas facetas: en España coordinando el grupo de voluntariado de Madrid, en India en el área de Educación y de Visitas y ,a partir de ahora, en Coordinación de Voluntariado España.

Durante tu trayectoria en la ONGD, has conocido a muchos voluntarios y compartido con ellos experiencias muy diversas. ¿Qué caracteriza al voluntariado de Semilla para el Cambio?

Una gran parte del voluntariado de Semilla para el Cambio en España conoce de forma presencial el trabajo que se está haciendo en Varanasi. Esto es un valor añadido al compromiso que mantienen en su voluntariado, a la forma de sentirlo y, por supuesto, a la forma de transmitirlo.

¿Qué significa para ti ser voluntario?

Es una forma de activismo, de lucha contra la injusticia social. No es donar parte de nuestro  tiempo libre, es sentir y ver el mundo de otra manera, tomar conciencia de que las cosas pueden cambiar desde el compromiso personal y ponerlo en marcha, junto a otras personas, apoyando un  proyecto. La ¨voluntad de¨ deja paso a la acción, al dinamismo y al cambio.

Manuel Blanco junto al equipo de coordinación de Semilla para el Cambio, en la reunión anual de la ONGD
Manuel Blanco junto al equipo de coordinación de Semilla para el Cambio, en la reunión anual de la ONGD

¿Qué aporta la labor del voluntariado a Semilla para el Cambio? 

El voluntariado es parte integrante del Plan Estratégico de Semilla para el Cambio; no podemos entender el trabajo de la ONGD sin el voluntariado. En India, sólo somos la extensión dela labor del voluntariado en España y, junto con el apoyo de nuestros/as colaboradores/as, somos los que transformamos su compromiso.Si queremos llegar a nuestros objetivos, hay que cambiar dos realidades: una en India, luchando contra la injusticia, y otra en España, sensibilizando en justicia social.

A partir de enero de 2017, serás el primer coordinador de grupos de voluntariado de Semilla en España. ¿Qué planes tienes para el nuevo año?

Vamos a trabajar principalmente en tres áreas. El área de sensibilización, para contribuir a la formación de una ciudadanía local orientada a lo global; el área de apoyo, para la consolidación de la estructura del voluntariado ya existente y la nueva generación de grupos, destacando el valioso papel que desempeña en Semilla para el Cambio  y en la sociedad en su conjunto y finalmente, el área de coordinación, para mejorar y ampliar la coordinación y las sinergias con y entre los diferentes grupos de voluntariado, así como de estos con la sociedad civil.

A día de hoy eres una de las personas qué más tiempo lleva colaborando con Semilla de una u otra forma. ¿Qué consejo darías a los nuevos voluntarios de la ONGD?

Les propongo que disfruten, que compartan, que generen ciudadanía global, conciencia crítica y corresponsabilidad. El voluntariado es compromiso activo…

El próximo lunes, 5 de diciembre, se celebra el Día Internacional del Voluntariado, un día que rinde homenaje a todos los voluntarios y voluntarias que trabajan por una sociedad más justa e igualitaria. ¿Quieres mandar algún mensaje a los de Semilla?

Sí, claro. Me despido parafraseando a Krishnamurti: “El mundo no es algo separado de ti y de mi; el mundo, la sociedad, es la relación que establecemos o buscamos establecer entre nosotros. Así que tú y yo somos responsables, y no el mundo, porque el mundo es la proyección de nosotros mismos…”. सबकुछसंभवहै (Sab kuch sambhav he)*

*Todo es posible.