Nutrición

El 46% de los niños y niñas de India padecen desnutrición, lo que se refleja en su baja talla y en su desarrollo tanto físico como mental. Esta desnutrición es consecuencia de la falta de medios económicos, la desinformación y las malas condiciones higiénico-sanitarias (como el consumo de agua contaminada, o la transmisión de parásitos) que hay en entornos como los slums.

Las secuelas de la desnutrición son muy serias y en algunos casos irreversibles, ya que van más allá de un desarrollo físico deficiente. Una alimentación insuficiente y poco equilibrada limita el desarrollo mental del niño o la niña durante el resto de su vida y conlleva una mayor susceptibilidad de contraer enfermedades.

La alimentación en los slums es muy deficiente y poco equilibrada, basada principalmente en el consumo de arroz, verduras y hortalizas y con un acceso limitado a carne, pescado, lácteos y fruta.

A esto se une que viven en condiciones de insalubridad y falta de higiene y que tienen un gran desconocimiento sobre nutrición y cuidado del bebé, por lo que muchos pequeños nacen con bajo peso y arrastran las consecuencias a lo largo de toda su infancia (con hasta 2 años de retraso cognitivo y físico con respecto a niños bien nutridos) y su vida adulta.

Para paliar esta situación y mejorar la salud y el desarrollo de niños y niñas, Semilla para el Cambio puso en marcha en 2010 el Proyecto de Nutrición.

La ONG cuenta con dos comedores escolares en Sigra y Dashashwamedh. En ellos se les proporciona a los estudiantes una dieta saludable y equilibrada, elaborada bajo asesoramiento médico, que incluye todos los alimentos básicos para correcto crecimiento.

Ayúdanos a cambiar vidas

Haz que otros niños reciban una educación que les brinde la oportunidad de un futuro mejor

Asóciate

Galería de imágenes

Líneas de actuación

Cada día, los y las estudiantes del Programa de Educación Integral reciben un desayuno y almuerzo en los comedores escolares de Semilla. Allí se les proporciona una dieta que incluye fruta, verdura, paneer (un queso fermentado típico de India), leche, huevos, hortalizas, carne y pescado,  todos los alimentos y los nutrientes necesarios para su correcto crecimiento y desarrollo.

En el Proyecto se les inculcan también hábitos de higiene, fomentando que se laven las manos antes de comer y proporcionando a cada niño y niña un cepillo de dientes para que lleven una correcta higiene bucal.

Periódicamente, los estudiantes reciben también suplementos de hierro, para paliar la anemia, tan extendida en el país.

Igualmente, dentro de este programa se realizan controles periódicos de peso y estatura y hace un seguimiento de aquellos casos análisis para comprobar la evolución de los niños y niñas y detectar posibles enfermedades o retrasos en el desarrollo.