(C) Patty Maseda

En India, el Gobierno tiene establecido un sistema de discriminación positiva para que las clases más bajas de la sociedad tengan aseguradas unas plazas para optar a puestos en la administración y plazas en la universidad con notas de corte más favorables.

Esta medida se estableció en India en 1953 para compensar todas las discriminaciones que las clases más desfavorecidas habían sufrido y apoyar a la entonces reciente publicación de la Ley de Eliminación de Castas.

Dentro de este sistema de reservas están incluidos los ‘dalits’, las étnias y finalmente otras minorías deprimidas.Los ‘dalits’ (que en hindi significa oprimidos) son generalmente hindúes; este colectivo engloba a una clasificación oficial de las castas más desfavorecidas. En segundo lugar, en la India rural aún quedan muchas comunidades tribales que históricamente han sido relegadas. Por último, en otras clases deprimidas están incluidos los musulmanes, hindúes que sin ser ‘dalits’, pertenecen a las clases social, política y económicamente más pobres.

Desde hace un par de meses, y coincidiendo con la campaña electoral para el voto regional que tendrá lugar el 15 de febrero, en Uttar Pradesh se está revisando la cuota que afecta a los musulmanes, grupo normalmente olvidado, a pesar de que constituye una parte considerable delas otras minorías deprimidas.

De acuerdo con la Comisión Mandal, constituída para evaluar la cantidad de excluídos que existen dentro de la población india, las minorías deprimidas constituyen el 8,4% del total de la población. En el programa central de reservas se estipula que el 27 % de los puestos está destinado a minorías deprimidas, cifra que se podría incrementar como una sub cuota para incluir a todas estas minorías excluídas. Del total, el 6% sería para los musulmanes.

Hasta el momento, en Tamil Nadu existen reservas para el 3,5% de la población musulmana, dentro del 27% destinado a otras minorías deprimidas. Sin embargo en Andra Pradesh se destina el 4 % para los musulmanes catalogados.

La Unión gubernamental se encuentra en pleno proceso de redacción del plan para las minorías deprimidas. Una vez redactado se enviará al gobierno del estado para su aprobación. El plan se está redactando conjuntamente con el Ministerio de Justicia Social y Empoderamiento, cuyo ministro será quien finalmente dé el visto bueno, antes de enviarlo a la cámara estatal.

«Confiamos en que vea la luz en los próximos 3 meses», afirmó Salman Khurshid, el ministro de la Unión de Uttar Pradesh para asuntos relacionados con las minorías étnicas.