Manish Sisodia, ministro de educación: “La educación en India imparte conocimientos, pero no confianza”

El nuevo ministro de Educación en Delhi, Manish Sisodia -en el Gobierno desde hace una semana-, ha declarado que tomará nuevas medidas respecto a la educación en India. El ministro dice traer nuevas ideas para reajustar el sistema tal y como su partido prometió. El anterior ministro ya apuntó a reservar y financiar plazas en la Universidad de Delhi para aquellos que se graduan fuera de la ciudad, ahora el nuevo mandatario asegura que esta iniciativa se llevará a cabo “De los 257 mil estudiantes que se gradúan cada año en la capital, solo 90.000 tienen plaza en la Universidad, si necesitamos más centros es algo que hay que revisar”, declaró el ministro al periódico indio Hindustantimes, y añadió: “Los ciudadanos de Delhi están pagando por esta formación y tienen que poder hacer uso de ella”.

La educación es el pasaporte a las posibilidades y la prosperidad. El crecimiento y la estabilidad futuros de la economía global dependen de la capacidad de los sistemas educativos del mundo de preparar a todos los alumnos para que tengan oportunidades laborales y ayudarlos a alcanzar niveles de logros más altos. Sin embargo, pese a los esfuerzos por mejorar los estándares educativos, India registra una tasa de alfabetización del 66% según el Informe sobre el Desarrollo Humano de la UNESCO.

El Gobierno es consciente de que la educación en India necesita difundir valores a los alumnos, preguntado el ministro qué cambiaría del sistema educativo, respondió: “La educación de hoy imparte conocimientos, pero no confianza. No podemos enseñar a nuestros hijos solo habilidades, tienen que aprender también a ser ciudadanos y respetar a las mujeres, por ejemplo”. Manish Sisodia  manifestó que la educación es el único camino que puede encontrar soluciones a los problemas sociales y de gobernanza. “Tenemos un enfoque de dos vías para hacer frente a la situación actual, que incluye la creación de instalaciones y la garantía de calidad educativa”, añadió. Uno de los principales problemas educativos en India es que los ciudadanos no confían en la educación pública, por ello la educación de calidad se asocia a lo privado. “La educación en las escuelas del Gobierno no es creíble. Servicios básicos como baños, parques infantiles y las bibliotecas tienen que ser potenciados. También necesitamos una hoja de ruta para implementar la Ley de Derecho a la Educación”, sentenció el ministro de educación.