Viajeras solidarias finalizan la segunda edición de Acción Solidaria

La segunda edición del Viaje de Acción Solidaria organizado por Semilla para el Cambio y Open Eyes  pone su broche final con la despedida de las nueve viajeras que compartieron en los últimos días una propuesta alternativa en la que se combinó turismo y solidaridad.

El grupo de chicas llegado desde varios lugares de España recorrieron durante la primera semana ciudades emblemáticas de India como Agra, Pushkar, Delhi y Jaipur –donde convivieron con los niños del centro de acogida de Vatsalya-. Varanasi fue la última ciudad que acogió a estas viajeras solidarias, donde conocieron de primera mano los proyectos de Semilla para el Cambio, de los que formaron parte activa a través de diversas actividades. Así por ejemplo, participaron en el programa educativo de la ONG mediante actividades didácticas con los niños del centro de Sigra. Además conocieron el proyecto de Marina Silk, en el que pintaron pañuelos de seda con las mujeres de los slums de la ciudad, una actividad con la que se sintieron muy realizadas. “Conocer a las personas beneficiarias del proyecto te hacen sentir, independientemente de la realidad que viven en su día a día, el gran cariño que son capaces de transmitir”; explica Bárbara Rodríguez, “Los niños me comían a besos cuando terminamos las manualidades que hicimos juntos”, añade Virtudes Muñoz, ambas participantes del viaje de Acción Solidaria. La toma de contacto con la realidad de India pasó también por la visita a los “slums” de Sigra, al barrio de lavanderos de Dashashwamedh y al proyecto de promoción de salud de Semilla para el Cambio. También disfrutaron del encanto de Varanasi con paseos en barca al amanecer, la visita de los rituales más sagrados del hinduismo como ceremonia celebrada a orillas del Ganges y masajes ayurvédicos, entre otras muchas experiencias.

María Bodelón, fundadora de Semilla para el Cambio, impartió un curso de iniciación teórico-práctica sobre cooperación y gestión de proyectos del que las viajeras destacaron el buen material, la relevancia del contenido y el nivel de la profesora. En las clases hicieron un recorrido por la actual situación de india y aprendieron a gestionar proyectos para el desarrollo y el empoderamiento en la zona. “Esta iniciativa es una puerta de sensibilización. Además su aportación suponen una fuente de financiación para nuestros proyectos, por lo que es muy positivo”, explica María.

Anna Alaman, directora de Open Eyes destacó la flexibilidad y las ganas con las que las visitantes han contado. La filosofía de este viaje permite empoderar a ONGs a través de un turismo sostenible. Ana ya piensa en abrir fronteras para la próxima edición, en el que se ofrecerá el Viaje de Acción Solidaria a otros países europeos como Holanda. “Es hora de dar un paso más ante los buenos resultados”, explica.

A caballo entre turismo y voluntariado el Viaje de Acción Solidaria se ha convertido en una vía consolidada para sentir India muy de cerca.