Los 42 niños y niñas que están escolarizados por Semilla para el Cambio en el barrio de Sigra, han comenzado a recibir dos comidas diarias. Desde septiembre ya recibían un desayuno diario en el centro de actividades, pero desde la pasada semana se ha puesto en marcha el almuerzo diario, para mejorar y equilibrar la deficiente dieta que la mayoría de ellos reciben en sus hogares. Esto les asegura un crecimiento físico y mental más saludable, fundamental para su desarrollo y educación.

Cada semana se trata de proporcionar a los escolares los nutrientes que deben conformar una dieta equilibrada; para ello se sigue un menú semanal que incorpora diferentes alimentos imprescindibles para el crecimiento de cualquier niño.

Los pequeños comienzan su jornada a las 8.30 de la mañana en el centro de actividades de Sigra, donde desayunan antes de comenzar las actividades lúdicas. Después de 2 horas de deberes, dibujo, inglés oral y juegos, a las 11h almuerzan. Una vez terminan, van a casa y se preparan para la escuela, que abre sus puertas a las 12h.

Ahora las familias ya tienen una motivación más para apuntar a sus hijos al proyecto de educación integral de Semilla para el Cambio, que incluye escolarización, actividades y clases de apoyo.

El proyecto ha sido posible gracias al reto solidario que realizó Javier Seoane el pasado mes de septiembre, en el que corrió 260 km del Camino de Santiago en 5 días. El ilicitano ha conseguido recaudar más de los 2400 eur necesarios para costear el almuerzo de los 42 niños/as ara todo el 2012. Y hasta que finalice el presente 2011, se cubrirá este gasto con la ayuda económica que el Ayuntamiento de A Coruña aportará.