Ley de educación RTE

.

Desde el 1 de Abril de 2010 el Gobierno Indio empezó a trabajar por el progreso y mejora de la educación en el país, amparándose en la ley RTE (Right of children to free and compulsory education), que beneficia fundamentalmente a los niños de edades comprendidas entre 6 y 14 años. Con ella se trata de asegurar que todos los niños reciban una educación elemental, facilitando material escolar como uniformes y libros de texto a aquellas familias que no pueden permitirse este tipo de gastos.

En segundo lugar, quiere terminar con el estres y ansiedad que sienten muchos estudiantes debido al extricto sistema de evaluación. Hasta el momento tanto las expulsiones como las admisiones dependían de escasos y severos exámenes, por lo que se están promivendo cambios que logren que los jovenes estudien dentro de una atmósfera más distendida y sean evaluados de manera continua. Los profesores tendrán que ir demostrando el aprendizaje y los progresos que se dan en sus alumnos. Aparte de esto, existe la firme propuesta de poner fin a la violencia en las aulas lo que conllevaría acabar con los duros castigos y sustituirlos por otros métodos más constructivos.

Como punto fuerte la ley incluye a grupos minoritarios, el Gobierno desea que no queden marginados y se contemplen de igual modo sus necesidades.

Complementando a esta ley, el Gobierno está desarrollando otras dos estrategias que pretenden aumentar los niveles de escolarización así como la continuidad de los estudiantes dentro del sistema educativo: la SSA (SARVA SHIKSH ABDIYAN) y Mid Day Meal, el programa de alimentación más extenso del mundo.

Los resultados recogidos hasta el momento son bastante alentadores, la escolarización primaria en el año 2005 se vio incrementada en un 103% mientras que en 2009 lo hizo a un 115,6%. Aunque hay que tener en cuenta que los niños que forman parte de este sector son los más vulnerables de cara al abandono educacional, en los cursos sexto, séptimo, octavo el incremento fue de un 52,2 % a un 75.8% en el mismo periodo.

Desde que comenzaron estos planes un total 312.409 niños han recibido ayudas de algun tipo, se han incluido 260.988 nuevos edificios escolares, 1.239.700 aulas adicionales, 203.912 instalaciones de agua potable y 391.945 aseos, 100 millones de niños recibirán libros de texto y 320.000 profesores contarán con un servicio de formación anual.

Próxima meta: educación secundaria

Tan importante es que los niños reciban una educación desde una edad temprana como que continuen estudiando en secundaria. De este modo aumentarán sus posibilidades de desarrollo y de encontrar una profesión.

Acogiéndose a estas ideas el Gobierno indio trabaja en The Rashtriya Madhyamik Shiksha Abiyan (RMSA), un plan que consiste en dar continuidad a los proyectos explicados anteriormente. Así, los niños que vieron cubiertas sus necesidades con los otros programas podrán seguir estudiando. Los fondos provienen en un 75% del Gobierno Central y un 25% de los Gobiernos de cada estado. Esta previsto que se implementen diferentes modelos educativos adaptados a cada localidad, pero todos ellos contarán con un objetivo común: alargar los años de educación de los jóvenes e intentar que esta sea de la mejor calidad posible.