El pasado 14 de enero se celebró en Varanasi el Festival de las Cometas, festival de una tradición centenaria en el país, donde el cielo se cubre de cometas y tanto niños como adultos compiten con ilusión y pasión. Desde unos meses antes, se podían ver gran número de cometas en la ciudad, en un último esfuerzo por practicar y ser el mejor.

Miles de niños y jóvenes toman parte en esta competición en la que gana la cometa que consiga mantenerse en el aire más tiempo sin ser derribada por sus contrincantes. Incluso se utilizan algunas técnicas sofisticadas como recubrir los hilos de las cometas con polvo de vidrio para cortar los hilos de los competidores.

Los 18 niños escolarizados por Semilla en el barrio de Dashashwamedh se sumaron al ambiente festivo, formando parte activa de la competición.