Cómo germinar las semillas solidarias

Las semillas solidarias de Semilla para el Cambio se presentan en dos formatos (bombas y macetas que dentro llevan una bomba). Cada bomba contiene sustrato, abono, arcilla y un mix de semillas de flores silvestres y herbáceas: amapola, cebollino, margarita, crestagallo, caléndula…

Todas ellas son plantas que germinan fundamentalmente en primavera, por lo que se recomienda plantarlas en esta época del año y evitar hacerlo en las estaciones frías. También son plantas principalmente de exterior que florecen mejor en climas templados o cálidos.

La técnica de cultivo en bomba se denomina Nendo dango, que en japonés significa bola de arcilla y que se usaba tradicionalmente en el país nipón para repoblar bosques. Es una técnica sencilla y útil, que se está usando no solo para reforestar sino para mejorar los cultivos. El sistema consiste en crear unas bolas de arcilla mezcladas con semillas y algún tipo de sustrato vegetal. Luego se dejan secar al sol durante un tiempo y ya están listas para ser utilizadas o conservarlas durante un tiempo.

Para hacer germinar las semillas, hay que colocar la bomba en una maceta (de un tamaño medio y preferiblemente de arcilla, para que drene mejor). La bomba deberá situarse sobre la tierra de forma superficial, sin enterrarla, y regarla todos los días hasta que la arcilla se derrita. Si no se hace de este modo, la arcilla se puede resecar de nuevo e impedir que las semillas germinen.

Las semillas tardarán en germinar entre 5 y 25 días y, dado que los plazos de germinación varía según la variedad, no todas las semillas germinarán al mismo tiempo, pudiendo aparecer unas plantas antes que otras. Una vez germinen hay que regalarlas regularmente, controlar que tengan un buen drenaje y mantenerlas en zonas con luz, así como controlar posibles plagas.

*Al tratarse de un mix de diferentes semillas, que están mezcladas en diferentes concentraciones y requieren de un clima y unos cuidados adecuados, Semilla para el Cambio no puede garantizar que germinen todas las variedades de semillas que contiene la bomba

*Se recomienda plantarlas en los meses posteriores a su compra y no es aconsejable guardarlas sin plantar más de un año, ya que las semillas podrían estropearse y no germinar.