“Las empresas recibimos mucho de la sociedad, pero la sociedad no son solo los clientes.”

“Las empresas recibimos mucho de la sociedad, pero la sociedad no son solo los clientes.”

La empresa Gescobar Advocats i Assessors, un despacho de abogados especializado consultoría de empresas, profesionales y particulares, apadrinó recientemente a dos alumnos del Programa de Educación Integral de Semilla para el Cambio: Sahil y Rehan. Es un apadrinamiento de todo el equipo, que ha querido apoyar así la labor de la ONG en Varanasi. En esta entrevista nos cuentan por qué.

De entre todas las formas de colaborar que podría tener una empresa, ¿Por qué habéis elegido el apadrinamiento?

La decisión de apadrinar nació de la inmensa suerte de haber podido conocer de primera mano el grandísimo trabajo que hace Semilla para el Cambio. Una persona de nuestro equipo tuvo la oportunidad de visitar la ONG en India y ver el trabajo diario que realiza, así que la elección fue clara, trabajando con pocos recursos, maximizando los resultados y haciéndolo todo desde el corazón.
Y creemos que para mantener eficazmente la enorme entrega y pasión que Semilla pone en sus proyectos, las colaboraciones deben ser estables.

¿Qué esperáis de esta colaboración?

Gracias a vuestro proyecto hemos conocido lo inmensamente afortunados que somos por el mero hecho de haber nacido en un país como España. Hemos visto las difíciles condiciones de vida que tienen niños y niñas de muy corta de edad, obligados a trabajar para ayudar a la economía de sus hogares; también las grandes dificultades que la ONG tiene para convencer a sus padres para que les permitan acudir a las clases, ya que eso supone mermar los ingresos de las familias.

Pero también hemos visto el poder que tiene el trabajo que realizáis.  Cuando estos niños acaben sus estudios, con una buena formación y dominando inglés, podrán acceder a trabajos que van a multiplicar por 20 o más los ingresos que tendrían como recolectores de basura o conductores de rickshaw. Y el efecto es mucho mayor, ya que el impacto en el entorno familiar de los niños es extraordinario también, toda la familia, vecinos y amigos se darán cuenta de que el proyecto funciona.

Como asesores de empresas, ¿Qué supone para una empresa este tipo de colaboración solidaria?

Por el buen tratamiento fiscal de los donativos, en el apadrinamiento, por ejemplo, con solo 20 € al mes colaborarán en todos esos logros y cuando hagan la declaración de la renta les devolverán 15 €, por lo que contribuyen con 20 €, pero en realidad solo les cuesta 5 € (aquí explicamos más).  Y son muchos los resultados de esa pequeña aportación.

¿Qué importancia tiene para Gescobar la  responsabilidad social corporativa?

Para nosotros la colaboración nace desde un convencimiento interior de colaborar con proyectos sinceros, honestos  y eficaces. No lo planteamos ni como una ventaja ni pensamos en la responsabilidad social corporativa. Sólo sabemos que lo estáis haciendo muy bien y nosotros desde nuestra comodidad sólo podemos colaborar económicamente y decir el buen trabajo que hacéis

¿Animaríais a otras empresas a hacer este tipo de colaboraciones? 

Creemos que las empresas deben darse cuenta que para que todo suceda eficazmente debe darse un equilibrio. Las empresas recibimos mucho de la sociedad, gracias a la sociedad ocupamos el lugar en que nos encontramos. Pero hay que ver que la sociedad no son solo los clientes que pagan nuestros productos y servicios, el equilibrio eficaz está en todo el conjunto.

Dar y recibir de todo el conjunto, ese es para nosotros el mensaje