Mahashivratri, la gran noche de Shiva

Hoy es un día festivo en Varanasi y también en Semilla para el Cambio. Un día en que la ciudad sagrada se tiñe de naranja, su color, y el color del dios Shiva. Y es que hoy se celebra Mahashivratri, el gran festival hinduista en honor a Shiva.

Mahashivratri es uno de los festivales más importantes del hinduismo que además conmemora el día en que Shiva, creador y protector del mundo, y la diosa Parvati, que concentra la fuerza divina y la energía, contrajeron matrimonio, reuniendo así dos de las mayores fuerzas del universo.

A lo largo del día, centenares de personas acompañan a las representaciones humanas de Shiva y Parvati por las estrechas calles de Varanasi al ritmo de la música, hasta llegar al Templo de Vishvanath, epicentro de la actividad religiosa de la ciudad. Éste, así como los numerosos templos de esta deidad son decorados de arriba abajo y miles de devotos se congregan en su interior para hacer una ofrenda de leche, flores, miel y frutas al Shiva Lingam (la representación de Shiva). También le vierten agua sagrada del río Ganges mientras recitan el mantra ‘Om Navah Shiva’ una vez tras otra.

Devotos de Shiva se congrenfan en los templos para hacer las ofrendas
Devotos de Shiva se congrengan en los templos para hacer las ofrendas.

Por la noche, es cuando la veneración cobra más fuerza porque se dice que es el momento en que Shiva se deshace de todos los pecados de sus seguidores y reparte paz y felicidad. Esta noche será la gran noche de Shiva.

Mahashivratri en las mujeres

Las mujeres hinduistas, como es el caso de algunas de las profesoras de Semilla, celebran este día ayunando desde el alba hasta el atardecer con el fin de impresionar a la desea Parvati, considerada madre de todas las deidades hindús. Parvati simboliza el amor, la fertilidad y la devoción y se cree que impresionándola, ella te bendice con una próspera vida marital.