“Estudiar nos da independencia y seguridad, y es la manera que tenemos de cambiar la sociedad”

Asha Bibi es una de las mujeres más veteranas de Semilla para el Cambio y todo un ejemplo a seguir. Desde que la ONG inició su actividad, Asha y su familia se han involucrado en todos los proyectos: sus cuatro hijos/as se benefician del Programa Educativo y ella trabaja en el proyecto Marina Silk, en el Taller de Artesanía y es promotora de salud de su colonia. Es también una de las primeras mujeres que completó el curso de alfabetización para adultos y que ha superado los cursos de corte y confección. Tiene 30 años, vive en la Colonia F –uno de los slums más grandes situados en el barrio de Sigra, en Varanasi-, y a ella estudiar le ha “cambiado la vida”.

¿Por qué decidiste apuntarte a las clases de alfabetización?

Porque quería aprender a leer y a escribir. Cuando mis hijos empezaron a traer deberes del colegio a casa, me pedían ayuda con los ejercicios pero no podía ayudarles porque no entendía lo que ponía. También sabía que leer y escribir me ayudaría a entender los carteles de la calle, a rellenar formularios oficiales y, sobre todo, a comunicarme con la gente.

¿Crees entonces que es importante saber leer y escribir?

Sí, porque puedes entender todo lo que hay a tu alrededor, puedes comunicarte con la gente, conseguir trabajo y, además, te aporta conocimiento general. Es esencial que las mujeres estudien.

¿Por qué?                                                                                      

Porque nos da independencia y seguridad, y es la manera que tenemos de cambiar la sociedad.

Asha Bibi, beneficiaria de los proyectos de Semilla para el Cambio
Asha Bibi y Maria Bodelón en la reunión de Promoción de Salud.

¿Qué han supuesto las clases de alfabetización para ti? 

Me ha cambiado la vida. Me siento más segura que antes. Estoy muy agradecida a María y a Semilla para el Cambio porque gracias a estos cursos, he conseguido trabajo aquí. Si no hubiera aprendido a leer y a escribir, no habría obtenido el puesto de promotora de salud, con el que ayudo a otras mujeres con los formularios, documentos oficiales, etc. Además, ahora puedo hacer los deberes con mis hijos, ayudarles y aprender al mismo tiempo.

Además de hindi, me he fijado que sueles intentar hablar inglés con los voluntarios y visitas de la ONG y debo decir que tus frases cada vez son mejores. ¿Cómo estás aprendiendo?

Intento memorizar las palabras que me enseñáis y practicarlas con vosotros. Sé muy pocas frases pero quiero aprenderlo mejor. De hecho, ya le he pedido en la ONG que den cursos de inglés para que todas las mujeres podamos hablarlo.

¿Crees que es importante aprender inglés?

Sí, es muy importante porque cada vez se utiliza más. Si sabes inglés puedes comunicarte con la mayoría de la gente. El hindi también es importante, pero no se habla en toda la India; en cambio el inglés sí. Además, mis hijos cada vez hablan más inglés y quiero entenderlos y ayudarles con esta lengua también.  Por todo esto, quiero aprender inglés.

Además de estudiar en Semilla, también participas desde el inicio en los proyectos de artesanía. ¿Qué es lo que más valoras de formar parte de estos proyectos?

Aquí aprendemos muchas maneras diferentes de hacer productos artesanales: hemos aprendido a pintar, a coser a mano y a máquina. Además, nos gusta trabajar aquí porque estamos todas juntas y ganamos un sueldo con el que podemos mantener a nuestras familias.