Semilla para el Cambio inicia este mes de marzo el Ciclo de Inserción Laboral (CIL): un nuevo proyecto destinado a ofrecer formación profesional y preparar para el mercado laboral a los y las estudiantes de los últimos cursos del programa educativo de Semilla para el Cambio.

El CIL es un ciclo de tres años en los que los alumnos y alumnas, además de la educación reglada, recibirán clases de español, inglés conversacional, informática avanzada y formación profesional dirigida específicamente al sector del turismo.

El objetivo es ofrecer a estos estudiantes, mediante una educación de calidad, una herramienta que les prepare para su futura vida profesional, facilite su inserción laboral y, sobre todo, reduzca el riesgo de abandono escolar, que en India es muy alto en los últimos cursos, especialmente entre las comunidades más pobres.

Los beneficiarios del CIL

Los beneficiarios directos de este proyecto son los 25 estudiantes que forman la primera generación de niños y niñas de los slums de Sigra que fueron escolarizados por Semilla para el Cambio. Estos alumnos, que previamente trabajaban recogiendo basura, se incorporaron al programa de Educación con edades tardías, de entre 7 y 10 años, por lo que su nivel académico no se corresponde con su edad.

A día de hoy estos estudiantes, de entre 12 y 15 años, tienen un alto riesgo de abandono escolar, sobre todo debido a las presiones familiares. Desde Semilla para el Cambio se propuso a las familias que, además de la educación reglada, a partir del 5º curso se impartirían clases de español y formación profesional con miras a insertarlos laboralmente.

Una puerta de entrada al mundo laboral

clase español002Semilla apuesta por las clases de español como una oportunidad de futuro de los beneficiarios del CIL. Y es que hace ya algunos años que el español está teniendo, no sólo en India sino en otros muchos países, una importancia significativa a la hora de encontrar mejores  oportunidades de trabajo.

De esta manera, el CIL pretende ser una puerta de entrada para los alumnos y alumnas beneficiarios del proyecto a la hostelería, la restauración, agencias de viajes, empresas de comunicación, call centers, etc, como posibles opciones laborales en Varanasi y/o en capitales de estado, como Nueva Delhi, Mumbai o Bangalore, donde la oferta de trabajo para gente con conocimientos de español es amplia y bien remunerada.

Además, a través de este proyecto, Semilla también pretende contratar en la ONG a aquellos alumnos y alumnas que dominen en hindi, inglés y español –como coordinadores, asistentes, traductores, etc-, con el fin de desarrollar aquellos trabajos y actividades que requieran una relación directa con los integrantes de la entidad en España y con los visitantes que acuden al centro de Varanasi.