Los niños y niñas de Semilla unen sus manos para reivindicar sus derechos

Todos los años, el 20 de noviembre se celebra el Día Universal de los Derechos de la Infancia. Un día dedicado a todos los niños y niñas del mundo en el que se reivindican sus derechos fundamentales. Y en Semilla para el Cambio hemos querido aprovechar este día para darles voz y que ellos mismos transmitan sus mensajes al mundo.

Los alumnos y alumnas de los centros de Sigra y Dashashwamedh, beneficiarios del programa de Educación, han participado esta semana en un taller creativo en el que han trabajado los principios fundamentales recogidos en la Declaración de los Derechos del Niño.

infancia dash (3)
Niños y niñas beneficiarios del programa Educativo, en Dashashwamedh.
Niños y niñas beneficiarios del programa Educativo, en Sigra.
Niños y niñas beneficiarios del programa Educativo, en Sigra.

¿Qué es un derecho fundamental?, ¿qué derechos me corresponden por ser niño/a?,¿por qué son importantes para mí y mi futuro? Los niños y niñas de Semilla iniciaron la actividad respondiendo preguntas como estas para desarrollar, entre todos y todas, una idea general sobre el Día Mundial de los Derechos de la Infancia. A continuación, se dividieron por equipos y eligieron un ámbito concreto, como educación, sanidad o alimentación, para prepararlo en profundidad. Posteriormente, compartieron sus explicaciones y opiniones con el resto de los grupos. Y para terminar, los niños y niñas plasmaron en una mano el derecho que consideraron más importante, más necesario o sencillamente el que más les gustó.

El objetivo del taller era que fuesen los propios niños y niñas quienes entendiesen y reflexionasen sobre la importancia de tener garantizados sus derechos fundamentales.

Desde Semilla, ellos y ellas reivindican…

“Quiero estudiar para cambiar mi forma de vida”.infancia5

“Necesito un hogar para sentirme feliz”.

“Quiero poder ir al médico cuando esté enfermo”.

“Necesito una alimentación sana para tener energía”.

“Quiero ir a la escuela porque allí soy feliz”.

Hoy, 20 de noviembre, han unido sus manos en un gran mural que, de ahora en adelante, permanecerá colgado en la pared de la ONG para que todos los alumnos y alumnas de Semilla puedan recordar cada día cuáles son sus derechos fundamentales por ser niños y niñas del mundo.