Unas 8.000 niñas trabajan en la recolección de basura en Varanasi

Cerca de 8.000 niñas, y otros 4.000 niños, se dedican a la recolección de basura en la ciudad de Varanasi, India, sin acceso a una educación, según los datos publicados por la ONG Vishal Bharat Sansthan con motivo del día ‘Día Nacional de la niña’, celebrado en el país el pasado 24 de enero.

Estas niñas recolectoras de basura no acceden al sistema educativo pues tienen que contribuir al sustento familiar, así, según el informe elaborado por la Oficina Central de Estadísticas (‘Children in India 2012’), su participación en el total de matriculados (de ambos sexos) en la enseñanza primaria inferior (hasta 5º curso) y superior (de 6º a 8º) en el país fue del 19 y 46,5 por ciento durante el curso 2005-2006, respectivamente. Ese porcentaje aumentó al 48,5 y 48,1 por ciento en 2009-2010.

Por otro lado, un estudio realizado por el departamento de medicina comunitaria del Instituto de Ciencias Médicas de la Universidad Hindú de Benarés (IMS- BHU) sugiere que el 26,6 % de las adolescentes encuestadas estaban desnutridas. Estos datos se desprenden del estudio ‘Evaluación del Estado nutricional de chicas adolescentes en Varanasi’, que se realizó sobre una población de 650 adolescentes entre 15 y 19 años.

Acción de Semilla

Semilla para el Cambio centra su foco de acción entre las comunidades de recolectores de basura en Sigra (Varanasi). Desde que inició su actividad en este barrio en 2010, ha escolarizado a 45 niñas. Aproximadamente el 18% de ellas fueron rescatadas del trabajo de recolección de basura; el resto se unieron al programa a una temprana edad, evitando así entrar en el círculo de explotación infantil.

«Es muy importante promover la educación y la igualdad de género desde una temprana edad en países como India, donde la mujer está relegada a un segundo plano social y económomicamente, y recibe menos oportunidades y atenciones que los niños» – comenta María Bodelón, directora de Semilla para el Cambio.