Semilla colabora con SMWV Wheels para empoderar a los conductores de rickshaw

Ideas, dinamismo y decisión. Semilla para el Cambio inaugura una iniciativa para empoderar a los conductores de rickshaws –vehículo de carga manejado por una persona que funciona mediante la conducción de una bicicleta y sirve para transportar pasajeros o materiales- en colaboración con la empresa SMV Wheels, fundada por Naveen Krishna. SMV Wheels –premio del Banco Mundial al emprendimiento social- con casi tres años de experiencia y más de 1.200 rickshaws vendidos en Varanasi. Esta empresa proporcionará rickshaws a aquellos beneficiarios que previamente serán seleccionados por Semilla para el Cambio acorde con el compromiso y posibilidades de pago a plazos que demuestre el usuario. La empresa proporcionará un rickshaw, junto con la licencia y seguro, con un coste para el conductor de 300 rupias a la semana –algo más de 3,60 euros- que desembocará, pasado un año, en la propiedad del rickshaw. Actualmente alrededor del 90% de estos conductores no tiene en posesión el vehículo, sino que pagan un alquiler diario por su uso. La ONG Semilla para el Cambio servirá de aval en este proyecto piloto ante el coste que tuviera el impago del beneficiario, que no sería el importe total del rickshaw. Ante un impago sin justificación, la empresa daría un plazo máximo de dos semanas antes de retirar el vehículo al usuario.

La iniciativa ha sido acogida con gran aceptación por parte de estos padres de familia que buscan dar estabilidad a los suyos. Así una cuarentena de interesados acudió a la reunión mantenida por Semilla y SMV Wheels en la que se explicó el proyecto a los conductores. “Es la primera vez que la ONG trabaja directamente con hombres, hasta ahora lo hemos hecho con niños y hemos empoderado a las mujeres, y era hora de dar un paso más. Aún así en un futuro nos planteamos ampliar este proyecto a la fémina adaptando al rickshaw un portacargas para que las mujeres de los “slums” de Sigra, en vez de recoger basura, puedan dedicarse a la venta ambulante de frutas y verduras, por ejemplo”, manifiesta María Bodelón, directora y fundadora de la ONG, que añadió: “Creo que la iniciativa saldrá bien, nosotros solo seremos la seguridad necesaria para que el beneficiario pueda optar al vehículo con pago a plazos y al final tenga el rickshaw en su propiedad, lo que supone una garantía a su futuro y al de sus familias”.