La información, una vía para trabajar por el desarrollo

Naciones Unidas celebra hoy -día 24 de octubre- el día mundial de la información sobre el desarrollo. Hablar sobre las necesidades de los países más subdesarrollados del mundo se ha convertido en un movimiento social y comprometido con la realidad que sacude a muchos países desfavorevidos. Las tecnologías de la información tienen el poder de ofrecer soluciones a los problemas de desarrollo, así como de promover un crecimiento económico y social. En la actualidad la información sobre el desarrollo empodera a muchas comunidades desfavorecidas, pues dar voz a los que no la tienen repercute en la inclusión social y la erradicación de la pobreza.

La migración y el desarrollo se presentan en el mundo actual como problemáticas sociales, económicas y culturales por situarse en el centro de atención de los países desarrollados y en desarrollo. Además la noción de codesarrollo ha dado lugar a un nuevo concepto de integración de la migración y el desarrollo de manera adecuada en una lectura positiva que permite ver al migrante y a los países del Sur como actores de desarrollo. Se trata de valorizar las capacidades intelectuales y financieras de la comunidad que necesita el empoderamiento y que esto no sea visto como caridad sino como un trabajo conjunto para conseguir beneficios sociales y económicos.

Muchos países consideran que desarrollo y crecimiento no van de la mano. La noción de desarrollo es muchas veces ambigua, ya que para muchos países –sobre todos los del llamado Primer Mundo- el desarrollo se traduce en crecimiento económico. Este concepto no es compatible con la vida de la Tierra, que tiene fecha de caducidad en cuanto a su límite de recursos y energía. Para llegar a unos objetivos prácticos en los que trabajar a través del codesarrollo, en el año 2000 los líderes económicos mundiales fijaron los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) para el 2015. Estas propuestas versan sobre salud, educación y lucha contra la pobreza. Según el último informe de Naciones Unidas sobre tales objetivos del mileniun las tasas de pobreza se han  reducido a la mitad, y 700 millones  menos de personas vivían en 2010 en condiciones de extrema pobreza si lo comparamos con los datos existentes hace veinte años. Aunque algunos de estos obejtivos se hayan alcanzado, existen muchos otros que hay que seguir trabajando, pues una de cada ocho personas no come al día lo suficiente y a nivel mundial, casi uno de cada seis niños menores de 5 años tiene deficiencia de peso. Además la crisis económica y financiera ha ampliado el déficit mundial de empleo en 67 millones de personas, según los últimos indicadores de la organización.

El papel que juegan la información y la tecnología en la actualidad son esenciales para fomentar un movimiento en la sociedad que incentive el desarrollo. La Asamblea de la ONU ha señalado que uno de los puntos claves para tomar conciencia de esta problemática mundial es la mejora de la difusión de la información y la movilización de la opinión pública, especialmente de la juventud.