Irfan, Rubeena, Rumela, Sabana, Sonu, Rehan y Shree Om han salido esta mañana de casa con zapatos nuevos y una mochila llena de libros e ilusión. El proyecto educativo de Semilla acoge a siete nuevos niños que pueden ir al colegio tras seis meses de clases preparatorias y actividades. Después de medir su nivel con un test y valorar la regularidad y compromiso con el que acogen la iniciativa, siete padrinos sustentarán una educación de calidad para estos niños que forman parte del sector más perjudicado de Varanasi, en India.

Aunque el curso en India empezó en abril, los pequeños se incorporan en septiembre. El curso escolar 2013/14 en España será un año marcado por los recortes presupuestarios, hecho que subraya el esfuerzo que estos padrinos hacen para que los niños de los slums más desfavorecidos de Varanasi tengan acceso a una educación de calidad. Seis de los pequeños irán al centro de Sigra y uno al de Dashashwamedh. Así son ya 123 los niños escolarizados desde los inicios de la ONG en 2009. Desde entonces solo ocho menores han abandonado el proyecto por razones personales. Además hay 26 pequeños en clases de formación y actividades que optan a incorporarse al colegio próximamente, cuando Semilla para el Cambio capte a nuevos padrinos que den la posibilidad de una educación de calidad para la igualdad de oportunidades.