© Vanessa Escuer

En el mundo hay 775 millones de adultos analfabetos y sólo India concentra 287 millones de personas que no saben leer ni escribir. Esta cifra supone el 37% del número total, según el último informe sobre educación de la UNESCO.

La mejora en la tasa de alfabetización de adultos, que pasó del 48% en 1991 al 63% en 2006, se ha visto contrarrestada por el aumento demográfico, de modo que el número total de adultos analfabetos en el país no ha variado durante este periodo.

Además, el 39% de los jóvenes de entre 15 y 19 años en India abandonan la escuela antes de concluir los estudios secundarios. Las limitaciones financieras pueden restringir el acceso a esas instituciones ya que, según las ayudas que reciban, los alumnos tienen que sufragar entre la mitad y la totalidad de los costes; a pesar de que son muy inferiores a los de las escuelas secundarias convencionales, los estudiantes que pertenecen a los hogares más pobres no están en condiciones de sufragarlos.

A pesar de estas cifras, India ha logrado enormes adelantos para reducir el número de niños menores de 14 años sin escolarizar, ya que han pasado de 20 millones en 2000 a 2 millones en 2008.