Algunos voluntarios y empleados (c) Leo Naveiras

La temporada de voluntariado 2011-12 en Varanasi ha llegado a su fin. Debido a las altas temperaturas (que sobrepasan los 45 grados), y coincidiendo con el mes de parón de las actividades de Semilla en Varanasi el 15 de mayo, los últimos voluntarios de la temporada se despiden de la ONG.

Los primeros voluntarios habían llegado en septiembre de 2011. En primer lugar llegó Cesc Ginestà, que se ha ocupado de gestionar el proyecto de Marina Silk. La siguiente en aterrizar fue Naiara Cáliz, quien se ha encargado del área de comunicación y formulación y justificación de proyectos. En febrero volvieron a Varanasi una pareja de antiguos voluntarios, Jordi Serra y Sheila Ferrer. En esta nueva andadura, Sheila se ha encargado de elaborar el programa educativo para el curso 2012-13, y ha formado y dado apoyo al profesorado local; Jordi ha trabajado con Soma y Virat Gautam, el coordinador de la contraparte Seed for Change, para gestionar los proyectos de Semilla.

Comenzando con la despedida de Cesc, que volvió a España el 16 de abril, el resto de voluntarios han abandonado Varanasi escalonadamente, despidiéndose de las comunidades de Dashashwamedh y Sigra, quienes se emocionaron profundamente ante la partida, pidiéndoles a todos que regresen pronto.

“Es una pena despedir a un grupo excelente como este”.- declaró María Bodelón, la directora – “ Todos y cada uno trabajaba con gran ilusión y dedicación en su área, y por ello hemos conseguido muchos avances en esta última temporada. Éramos un verdadero equipo, los echaremos mucho de menos en Varanasi, no sólo los empleados locales y yo, sino también los niños y sus familias, con quienes tenemos un trato cercano”.

A partir de agosto llegará la nueva hornada de voluntarios 2012-13. El proceso de selección se completará en los próximos meses.