(c) Yan Seiler

El pasado lunes 2 de abril dio comienzo un nuevo curso escolar en India. Después de dos semanas de parón, las aulas de Learning Point y R.S.Montessory, los centros con los que Semilla para el Cambio colabora en Varanasi recibieron una vez más a sus alumnos. 21 nuevos estudiantes entraron a formar parte del programa de educación integral de la ONG, la mayoría de ellos procedentes de los slums de recogedores de basura del barrio de Sigra.

Los niños que han empezado en el colegio disfrutarán asimismo de un almuerzo y desayuno diarios y de actividades extraescolares y clases de refuerzo, que se imparten en los centros de Semilla en Varanasi. Así, a través de la escolarización en centros de calidad, la ONG continúa cumplido su objetivo de proporcionar herramientas para que las minorías más deprimidas puedan construirse un futuro mejor.

Para este nuevo curso Semilla para el Cambio ha implementado un programa educativo más completo, con actividades específicas para potenciar el desarrollo, creatividad y aprendizaje de los pequeños. Sheila Ferrer, voluntaria en Varanasi, ha colaborado estrechamente con las profesoras locales para desarrollar estos materiales didácticos con el fin de hacer las clases más prácticas e interactivas.

En total son ya 92 los niños y niñas escolarizados en Varanasi por Semilla. 29 niños que han demostrado un progreso y asistencia constantes permanecen en lista de espera para ser matriculados en los próximos meses. “La escolarización de estos niños dependerá de los apadrinamientos que se produzcan durante dicho periodo” – declaró María Bodelón, directora de Semilla.