(c) Patty Maseda

El proyecto educativo que mantiene Semilla para el Cambio sigue adelante y con paso firme. En los últimos días se incorporaron a este 25 niños nuevos de la colonia de Indrapuri, con el objetivo de adquirir los conocimientos necesarios para comenzar el colegio.

Todos los beneficiarios del proyecto provienen de las colonias instaladas en el barrio de Sigra que desde temprana edad se ven obligados a trabajar, recogiendo papeles y plásticos para aportar una pequeña ayuda económica a su familia. Este modo de vida en una forma de ir subsistiendo día a día, y lo que Semilla para el Cambio pretende es acercar la educación a estas comunidades y brindarles así la oportunidad de contar con un futuro más prometedor.

Muchas familias están deseando que sus hijos entren a formar parte del plan de preparación educativa, ya que en la alfabetización y educación se encuentra la clave para progresar y salir del círculo de pobreza en el que se ven envueltas.
Los niños y niñas reciben clases preparatorias a diario, de este modo aprenden progresivamente hasta que están al mismo nivel educativo que se exige en los colegios. Con su esfuerzo están mejorando los resultados, y esto queda reflejado en los test mensuales, donde se les evalua y las profesoras tienen constancia del proceso de su aprendizaje.

Se trata de conformar un proyecto sólido en el que los cambios sean evidentes y por esto se les exige tanto a las familias como a los niños que se impliquen y en el caso de los pequeños que se comprometan a asistir con la mayor continuidad que les sea posible. Esta es una de las condiciones para permanecer dentro del plan de educación.

Los niños que no son constantes con su formación dejan de ser parte de este proyecto y por consiguiente se incluyen a otros que están esperando esta oportunidad, lo importante es que mientras se sigan recibiendo ayudas por parte de los padrinos y demás donantes se extenderá el número de beneficiarios en Sigra.

Desde Semilla para el Cambio se trabaja sin perder el rumbo con el que se inició este proyecto en octubre del año pasado: lograr que la educación también llegue a los niños de familias sin recursos.