India elige el sexo de sus bebés y aborta a las niñas

India elige el sexo de sus bebes y aborta a las niñas

India representa el 17% de la población mundial. El dato más preocupante extraído del censo 2011 es el aumento de abortos selectivos de mujeres.

El aborto selectivo de niñas es una vergüenza para toda India porque es una de las manifestaciones más terribles de la discriminación hacia la mujer”, en palabras de Ranjana Kumari, directora del Centro de Investigaciones Sociales.  La situación alarmante, detectada desde hace años y públicamente condenada, no se ha logrado parar. El “feminicidio” no se explica por la pobreza, dicen. Los abortos son en muchos casos más frecuentes en los estados más prósperos del país y los hace quienes pueden pagar ecografías y el posterior aborto.

A pesar de que el Gobierno ha implementado algunas medidas, como prohibir a los doctores anunciar el sexo del bebé, los expertos coinciden en que la situación sigue empeorando. Denuncian que las medidas del Gobierno no han sido débiles e insuficientes y no han abordado el problema en su totalidad. “Se tienen que implementar leyes fuertes que paren las prácticas en todo el país. Se tienen que mejorar las condiciones de la mujer en todos los aspectos, especialmente en la violencia de género  o en el acceso a la propiedad y al trabajo”, según un comunicado de la ONG ActionAid.

Además del aborto de niñas, las que logran nacer, son tratadas peor que a los hijos varones.   «La desnutrición es mayor, no se les lleva tanto al médico, y los índices de mortalidad son más altos entre niñas«, dice el reconocido activista Sabu George. India está fallando en proteger a sus niñas, ya que hay un gran negocio detrás.

Ahora en India, por cada 1.000 varones de hasta 6 años hay sólo 914 niñas. Esta tendencia no es nueva: se inició en los años ochenta con la popularización de las ecografías, coinciden los expertos, pero es la diferencia más grande en la historia del país del sur de Asia. Hace 10 años,  en el censo pasado,  la diferencia era de 927 por cada mil.

Las familias prefieren tener hijos que hijas. “Las mujeres en India siguen siendo vistas como una carga para la familia. Se piensa que son una mala inversión: se les tiene que alimentar, educar, para que al final se vayan a la casa del marido.  Por si fuera poco, se considera que hay que cuidar su honor y pagar la dote para deshacerse de ellas”, explica Ranjana Kumari. Además, el patriarcado está muy arraigado y muchas familias no se consideran como tal si no tienen un hijo que perpetúe el linaje, explican los expertos.

Por ello India tiene ahora uno de los desequilibrios más grandes entre niños y niñas, junto a China, Armenia, Azerbaiyán, Georgia y Corea del Sur, según las estimaciones del Fondo de Población de Naciones Unidas.  La falta de mujeres causará graves crisis en la sociedad. Por ejemplo, muchos hombres en edad casadera, principalmente los más pobres, se quedarían sin pareja, lo que podría llevar a un aumento en la violencia y tráfico de mujeres. Ellas, se verían presionadas a casarse y tener hijos más jóvenes y por ello muchas veces renunciarían a su educación y trabajo.

La concienciación sobre el problema mejora con la educación, pero tardará un tiempo en cambiar la percepción sobre las niñas en el subcontinente, explica el demógrafo experto en Asia del Centro para la Población y Desarrollo de Francia, Christophe Z. Guilmoto.

Fuente: Blog “Mujeres” El País. Ana Gabriela Rojas