Qué se oculta tras el crecimiento de la India

Qué se oculta tras el crecimiento de la India

A pesar de tener tasas anuales de crecimiento económico en torno al 9%, la India concentra el 42% de la desnutrición infantil en el mundo.

Según un informe publicado esta semana por el Instituto de Investigación para las Políticas de Alimentación (IIPA), y las ONGs Welthungerhilfe y Concern Worldwide, en el Índice Global de Hambre (IGH), India se clasifica en el puesto 67º de 84 países, por debajo de Ruanda y Sudán. El IGH se mide combinando el porcentaje de gente desnutrida, el porcentaje de niños de bajo peso y la tasa de mortalidad infantil.

Teniendo en cuenta el presupuesto anual que el gobierno indio dedica a programas de sanidad y nutrición para los niños más pobres, el informe refleja una implementación deficiente. El gobierno dobló su inversión desde 2005-06 a la actualidad, comprometiendo actualmente más de 4.000 millones de euros a proyectos tales como el Programa de Desarrollo Infantil Integral (que pretende mejorar la nutrición y salud de niños por debajo de los 6 años) o el Janani Suraksha Yojana (que proporciona incentivos monetarios para animar a las mujeres a dar a luz en centros sanitarios públicos para reducir la mortalidad materna e infantil).

En un país en el que más del 50% de la población activa depende de la agricultura, una mayor inversión y un crecimiento del sector reducirían los niveles de pobreza. “El Informe de Desarrollo Mundial (WDR) de 2008 sostiene que un crecimiento del 1% en agricultura es 2 ó 3 veces más efectivo en reducir la pobreza que un crecimiento similar en otros sectores. Sin embargo, el crecimiento indio se debe al sector de los servicios, como el informático y el de las telecomunicaciones” – declara Ashok Gulati, director de IIPA. El sector agrícola tan sólo creció durante 2007-09 un 2,2 % frente a un crecimiento proyectado del 4.6%; esto fue debido principalmente a una combinación de políticas erróneas que han estancado la inversión.

Otra razón del alto IGH es la gran desigualdad de género, ya que ambos índices están fuertemente correlacionados. En cualquier sociedad, las mujeres empoderadas están mejor nutridas y cuidan a sus hijos mejor. En el Informe Global de Diferencias de Género de 2010, India se clasificó en el puesto 112 de 134 países en términos de igualdad de género.

En otras naciones como China o Vietnam, el crecimiento económico se ha visto asociado a una gran reducción en la pobreza, y consecuentemente en el IGH del país. India, sin embargo, parece que apoya políticas poco favorables a los más pobres, ya que el crecimiento económico lleva a mayores desigualdades sociales. Esto dificultará la consecución de uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio: el de reducir la desnutrición a la mitad para el 2015.