Dónde estamos

Qué hacemos >>  Dónde estamos

Benarés (India)El único país en el que actualmente desarrollamos nuestra labor de cooperación es la India, centrando nuestro foco de actuación en la ciudad de Benarés.

La India es el segundo país más poblado del mundo. Alberga a más de 1.000 millones de habitantes, y a pesar de ser el décimo país más industrializado, concentra el mayor número de pobres del planeta (se estima que unos 330 millones viven bajo el umbral de la pobreza). Existen grandes desigualdades sociales, acentuadas por las graves deficiencias que sufre la prestación de servicios básicos.

En la India, la sanidad y la educación no son gratuitas y resultan inalcanzables para millones de familias. A estos niños, sin una educación y con las escasas fuerzas que les proporciona una deficiente alimentación, sólo les queda trabajar en penosas condiciones desde muy pequeños, avocados a una mísera subsistencia.

Datos demográficos de India
Población 1.025.096.000
Mortalidad infantil 72,5 /1.000
Esperanza de vida 63,2 años
Población urbana 28,1%
Clasificación Índice Desarrollo Humano 124
Número de médicos 0,41/1.000
Analfabetismo hombres 31%
Analfabetismo mujeres 53,6%
Escolarización 12-17 años 43,8%
Malnutrición infantil 46%

Benarés

Benarés es uno de los principales centros de peregrinación de la India, a donde acuden los creyentes hindúes para esparcir las cenizas de sus difuntos en las aguas del sagrado río Ganges, con la seguridad de que así completan el ciclo de reencarnaciones.

Benarés se encuentra en el estado de Uttar Pradesh, una de las regiones más atrasadas y superpobladas del país. Como muchas otras ciudades de la India, alberga a miles de emigrantes que llegan huyendo de la pobreza rural y acaban viviendo en chabolas en condiciones de absoluta insalubridad.

Los distritos de Bazaar Biha y Nagwa, entre otros, concentran a gran número de familias poco aventajadas económica y socialmente, pertenecientes a los ‘dalits’ o intocables.

Aunque la constitución india de 1950 prohíbe la exclusión de castas, la gran mayoría de los pobres y analfabetos en India pertenecen a las castas más bajas, que a día de hoy continúan sufriendo discriminaciones de todo tipo. Estas comunidades marginales de intocables, que según la religión hindú son impuras de nacimiento, con frecuencia viven en condiciones poco dignas y se dedican a ocupaciones tradicionalmente consideradas denigrantes (trabajos que implican un contacto físico con deshechos, excrementos etc).