Nutrición

© Yan Seiler

El 46% de los niños y niñas de India padecen desnutrición, lo que se refleja en su baja talla y en su desarrollo tanto físico como mental.

Esta desnutrición es consecuencia de la falta de medios económicos, la desinformación y las malas condiciones higiénico-sanitarias (como el consumo de agua contaminada, o la transmisión de parásitos) que hay en entornos como los slums.

Las secuelas de la desnutrición son muy serias y en algunos casos irreversibles, ya que van más allá de un desarrollo físico deficiente. Una alimentación insuficiente y poco equilibrada limita el desarrollo mental del niño o la niña durante el resto de su vida y conlleva una mayor susceptibilidad de contraer enfermedades.

A partir del último trimestre de 2010, Semilla para el Cambio en su Programa de Nutrición ofrece a todos los estudiantes de su programa educativo un desayuno y un almuerzo diarios que complementan su dieta, para asegurar un crecimiento equilibrado y controlar la malnutrición que muchos de estos niños y niñas padecen. Además se realiza un seguimiento de su talla y peso y se les ofrecen suplementos alimenticios y nutricionales si lo necesitan.

Igualmente, dentro del proyecto de Promoción de la Salud, se potencia también la correcta nutrición de las embarazadas y de los bebés, para evitar que los niños y niñas nazcan ya con problemas de desnutrición y los acrecienten durante los primeros años de vida.