La calidad educativa, una asignatura suspensa en India

octubre 19, 2017
0 Comentarios

La educación es la llave para el desarrollo de un país. Y en la que es la 7ª economía mundial —con previsiones de convertirse en la 2ª antes de 2040— cabría esperar encontrarse un sistema educativo robusto, de calidad y universal. Pero la realidad es bien distinta.

Año tras año, en los resultados del Programa para la evaluación internacional de estudiantes, PISA, el alumnado de los países del este de Asia se sitúan a la cabeza en ciencias, matemáticas y lectura. Pero entre estos estudiantes aventajados no están los indios. Desde que, en la encuesta de 2009, India quedó en el puesto 72 de 74 países participantes, la Administración educativa india ha rehusado volver a participar.

¿Qué hay detrás de este fracaso? Todo parece indicar que una baja calidad de la educación primaria, fundamentalmente en las escuelas públicas. Según el informe Pratham´s Annual Status of Education de 2016, más de la mitad de los estudiantes de 5º no son capaces de leer un texto adecuado para la clase de 2º y los niveles de lectura son casi los mismos desde 2011. En aritmética, más del 70 % de los niños de 3º no son capaces de hacer una resta de dos dígitos y la capacidad de división de los alumnos/s de 8º desciende progresivamente desde 2010. Y, por último, tampoco los niveles de inglés son buenos: sólo el 24,5% de los estudiante de 5º podían leer frases simples en inglés y en 8º, poco más del 45%.

Y aunque la Constitución india estipula una educación gratuita para todos los niños y niñas hasta los 14 años, con una responsabilidad educativa compartida entre el Gobierno central y los Estados, lo cierto es que la inversión pública en este campo es escasa —el gasto público en educación por estudiante es uno de los más bajos del mundo, según la UNESCO—. A esto se une un enfoque de enseñanza basado principalmente en la memorización, una baja calidad de la formación del profesorado y un alto absentismo escolar.

La educación en Semilla

Desde el Programa de Educación Integral de Semilla para el Cambio se trabaja a diario para combatir todos estos problemas. Los niños y niñas de Sigra y Dashashwamedh son escolarizados en centros privados, con una mejor calidad educativa, y reciben a diario clases de refuerzo en los centros de la ONG, donde trabaja un equipo propio de profesores/as especialmente formado para ofrecer una educación innovadora y de calidad, con actividades más participativas y juegos didácticos. Además, los alumnos y alumnas de Semilla reciben clases de refuerzo de lectura en inglés e hindi, para potenciar sus habilidades lectoras, y refuerzos también en ciencias y aritmética, donde ya han logrado destacar.

Clases de refuerzo en Sigra

 

También se trabaja para concienciar a las familias de la importancia de la educación, para controlar el absentismo escolar, el abandono temprano y el trabajo infantil.

Con la ayuda de madrinas, padrinos, socios, socias y entidades colaboradoras, estamos consiguiendo mejorar la educación en India y proporcionar importantes herramientas de desarrollo a la infancia con menos recursos.