“Lo que caracteriza a los profesores de Semilla es su comprensión hacia los alumnos”

Marzo 31, 2017
0 Comentarios

Rumpa Paul llegó a Semilla para el Cambio en 2012 para dar clase a los estudiantes de 3º y 4º de primaria del centro de Dashashwamedh, en Varanasi. Dos años después, se trasladó a Sigra y desde 2016 compagina sus clases con un nuevo papel como jefa de estudios de ambos centros: un nuevo rol, con nuevas responsabilidades y nuevos retos. Hablamos con ella para conocer qué objetivos y cambios tiene previstos para el Programa de Educación.

Llevas 5 años trabajando como profesora en Semilla. Háblanos de tu experiencia en la ONGD.

Es muy positiva y enriquecedora. Trabajar en Semilla no sólo consiste en enseñar, sino también en aprender y crecer por nuestra parte.Durante estos años, he aprendido mucho a nivel profesional y personal: he ganado experiencia, he adquirido valores, he aprendido a trabajar en equipo y a resolver situaciones difíciles.

¿Y cómo te sientes con tu nuevo rol de coordinadora de profesorado?

Es una pregunta difícil de responder. Siento que en mis clases hay algo más que una relación de profesora – alumno. Soy profesora de mis alumnos pero también su amiga, me siento muy unida a ellos. Estoy triste por irme porque llevo muchos años dándoles clase pero, aunque deje el aula, no los dejo a ellos. Seguiré trabajando todos los días aquí y saben que pueden contar conmigo para lo que quieran.  Además, estoy muy entusiasmada con mi nuevo rol.

¿En qué va a consistir tu trabajo a partir de ahora?

Coordino los equipos de profesores de ambos centros [Sigra y Dashashwamedh]. Miro el tipo de actividades que se llevan a cabo, compruebo que se siguen los curriculums, que cada profesor completa su planificación, etc. También doy formaciones para motivarles y concienciarles sobre la importancia que tiene enseñar a las futuras generaciones. Además, creo que es vital que entiendan que la Educación no es sólo una profesión, es una forma de vida, y un profesor debe estar en continuo aprendizaje.

Consolidar y unir al equipo es otra de las líneas de trabajo. He visto que hay un sentimiento de diferenciación y competición entre los profesores de Sigra y Dashashwamedh; sienten que no pertenecen al mismo proyecto. Quiero unir a los dos equipos, hacer que sientan que somos uno y que trabajen juntos. Competir impide que hagamos nuestro trabajo lo mejor que sabemos.

¿Cómo crees que esta figura beneficiará al Proyecto de Educación Integral?

Siguiendo con lo que decía antes, ayudo a consolidar y a unir al equipo docente. Además, mejoro la comunicación entre los profesores y la dirección de la ONGD. Creo que los profesores tienen buenas ideas pero no siempre sienten la seguridad de proponerlas a los coordinadores. Con una figura intermedia, más cercana a ellos,  se sienten más cómodos a la hora de proponer ideas nuevas y el programa funciona mejor. Ellos son una parte esencial del Programa Educativo.

¿Qué cualidades tienen los profesores de Semilla?

Lo que caracteriza a los profesores de Semilla es su comprensión hacia los alumnos. Los reciben con los brazos abiertos y siempre prestan atención a sus necesidades. Están muy orgullosos de pertenecer a una ONGD que proporciona educación a niños y niñas desfavorecidos y sienten que están haciendo una gran labor.

¿Y debilidades?

Algunos profesores todavía siguen el antiguo método de enseñanza india basado en la repetición y memorización de conceptos; algo que no se adecua a la filosofía del proyecto de Semilla. Aquí queremos que los niños no repitan como loros, sino que sean pensadores libres capaces de desarrollar sus ideas y conocimientos. Incluso hay quienes creen que los métodos pedagógicos modernos solo se aplican con los estudiantes extranjeros.

¿Cómo vas a trabajar para mejorar las debilidades?

Mediante formaciones y talleres. Les mostraré diferentes técnicas de enseñanza aplicables a cualquier estudiante, sin importar la procedencia; les enseñaré trucos para llamar la atención de los alumnos cuando se dispersan en clase y les daré ideas para resolver los conflictos entre alumnos. Además, me gustaría que trabajasen en su perfil, que definan qué tipo de profesor quieren ser. El profesor perfecto no existe pero siempre se puede mejorar.